Manual del conductor

Manual del conductor

Conducir un vehículo es un privilegio que obtienen aquellos que demuestran estar aptos para tal tarea: para poder ganarlo usted. tiene la obligación de conocer las normas que regulan la circulación de vehículos en nuestro país. Los organismos que tienen a cargo la expedición de la licencia de conducir son las Intendencias Municipales.

  • Licencia Categoría A: Vehículos livianos
  • Licencia Categoría B: Vehículos de hasta 18 pasajeros y/o camiones livianos (peso máximo = 7000 kgs.).
  • Licencia Categoría C: Vehículos de hasta 18 pasajeros y/o camiones simples de cualquier tonelaje.
  • Licencia Categoría D: Vehículos de hasta 18 pasajeros y/o semirremolques y camiones con acoplado.
  • Licencia Categoría E: Vehículos livianos incluidos vehículos con taxímetros y remises.
  • Licencia Categoría F: Microbuses, ómnibus y camiones simples de cualquier tonelaje.
  • Licencia Categoría G: Ciclomotores y motocicletas según características y cilindrada del vehículo.
  • Licencia Categoría H: Maquinaria vial, agrícola y afines.

Para conducir vehículos oficiales, junto con la licencia correspondiente al tipo de vehículo, se deberá portar autorización del Organismo origen del conductor.

Para la conducción de ambulancias y transporte de escolares y cargas peligrosas, se deberá tramitar la habilitación específica correspondiente.

Las personas minusválidas deben solicitar autorizaciones especiales a efectos de conducir un vehículo adecuado a sus posibilidades físicas y apto para el tránsito.

La primera vez que usted obtenga una licencia de conducir, ésta tendrá una validez máxima de 2 años y carácter condicional. Las renovaciones, que se realizarán dentro de los diez días previos a su vencimiento, en la misma u otras categorías, se otorgarán por plazos máximos de 10 años. A partir de los 60 años de edad estos plazos se reducen.

Las Intendencias conceden el permiso para conducir a los nuevos conductores, sólo cuando éstos hayan demostrado su capacidad para hacerlo adecuadamente.

Para que el tránsito de nuestra ciudad sea seguro y ordenado, es imprescindible el cumplimiento de los normas que lo regulan.

Le sugerimos que lea este manual atentamente y reflexione antes de presentarse a su examen teórico. Tenga presente que en nuestro país mueren -por accidentes de tránsito más de una persona por día y diez quedan heridas, algunos de ellos con secuelas graves y permanentes. De usted dependerá que estas cifras disminuyan.

Los automovilistas causan cada año mucho más muertes que los accidentes aéreos en toda la historia de la aviación.

Recuerde que a los peatones no se les expide licencia, no tienen exigencias de salud, ni de edad, ni de conocimientos. La responsabilidad del conductor es mayor que la del peatón; el vehículo por su mayor peso, velocidad y capacidad destructiva, puede matar o invalidar.

Toda persona puede ser peatón, cualquiera sea su condición física o síquica. Sin embargo, todo conductor de vehículos debe poseer un estado físico y mental que le habiliten para dicha tarea. Tanto el estado sicofísico como los conocimientos, y la habilidad necesarios para conducir vehículos, serán evaluados en la Intendencia.

Los buenos hábitos de conducir se adquieren con la práctica constante, basada en el deseo sincero de llegar a ser un conductor competente. Para poder manejar Ud. debe poseer una visual adecuada, ya que el conductor recibe a través de sus ojos la mayor parte de la información. Entrénese para mantener los ojos en movimiento de modo que pueda ver toda la vía que se extiende ante Ud., así como los objetos que están a ambos lados y detrás. De esta manera no se le escaparán las primeras señales de aviso de una situación de peligro, ni se verá forzado a tomar una decisión peligrosa.

Un conductor portador de un defecto de visión sin tratamiento, demorará más en ver una situación riesgosa y no será capaz de reaccionar a tiempo para evitarla.

La visión disminuye con la velocidad. A 30 km/h un conductor tiene reducida su visión lateral en un 25%, a 45 km/h en un 50% y a velocidades mayores de 60 km/h se conduce con una visión tubo. Durante la noche su vista abarca una distancia mucho menor que durante el día. El brillo de las luces de vehículos que se aproximan en dirección opuesta a la suya pueden reducirle la visión a cero. La velocidad durante estas horas debe reducirse significativamente.

Es importante para la correcta orientación y ubicación de una fuente sonora (como sirenas y bocinas) una buena agudeza auditiva.




Califica este Artículo:
1 / 5 (2 votos)



Un comentario en Manual del conductor

  1. Gina Dice:

    Hola!
    La palabra minusválidos para referirse a las personas con alguna discapacidad está mal empleada y se considera discriminatoria por CONAPRED, ya que su significado literal es «sin validez». Sugerencia: NO LA USEN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *