El airbag y los pretensores

El airbag y los pretensores

De acuerdo con todo lo que se ha dicho anteriormente podemos deducir que el airbag es un sistema complementario del cinturón de seguridad. Pese a ser complementario, está claro que es de la máxima importancia, valoración que se pone de máximo manifiesto en el caso de un accidente grave.

En realidad, se trata de un dispositivo formado por un cojín que se encuentra perfectamente plegado y ocupando el mínimo espacio posible. El cojín permanece en estas condiciones hasta el posible momento en que se produzca un choque frontal, en cuya situación se infla de una manera extraordinariamente rápida hasta el punto de que le da tiempo de interponerse entre el cuerpo del conductor y/o del pasajero y las estructuras sólidas del automóvil cuando el desplazamiento de los cuerpos, por culpa del choque, se está iniciando.

Este cojín inflable, al que llamaremos siempre con el nombre de airbag, precisa que el conductor y los ocupantes que se encuentren frente a él, lleven abrochados debidamente los cinturones de seguridad con pretensor, pues de otra forma no se puede garantizar una intervención segura y eficiente de este dispositivo de seguridad.

Para que el airbag se infle se dispone de un sensor mecánico de deceleración que es capaz de medir el valor de la deceleración que se está produciendo en la marcha del automóvil. Cuando este valor supera determinados límites para los que el sensor está tarado, se efectúa el disparo de dos detonadores que hacen reaccionar rápidamente un compuesto químico que desprende nitrógeno. Este elemento infla instantáneamente el cojín y, tal como indica la figura 1, su tejido sintético se expande y se interpone entre cabeza y cuerpo del ocupante y las estructuras rígidas de la carrocería, dándole una inmejorable protección por la calidad de blandura que tiene el airbag.

En condiciones normales, el cojín no sólo está completamente plegado sino que ocupa muy poco espacio, hasta el punto de que puede colocarse en un pequeño hueco que queda en el mismo centro del volante de un automóvil. En la figura 2 puede ver el lector un volante provisto de airbag.

En todos los casos, cuando un volante va provisto de este dispositivo se anuncia en la misma tapa que lo cubre puesto que, como veremos, en el caso de tener que desmontar un volante que vaya equipado con airbag deben tomarse algunas precauciones que comentaremos a lo largo del presente capítulo.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Un comentario en El airbag y los pretensores

  1. Daniel Dice:

    Hay que tener en cuenta varios factores que pueden afectar a tu airbag por lo que se bede de tomar varias precauciones, aquí os dejo unas pautas a seguir para que todo funcione correctamente. Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *