Daneses preparan deportivo con mecánica Aston Martin

Daneses preparan deportivo con mecánica Aston Martin

Parece que en los últimos meses, el negocio consistente en ofrecer versiones especiales y exclusivas, de las que en muchos casos tan sólo se fabrica una unidad, va ganando adeptos por momentos. Hace unos días os hablábamos del Ferrari Superamerica 45 de Peter Kalikow, y no hace falta irnos mucho más atrás en el tiempo para encontrar otros casos interesantes, como el P4/5 Competizione de James Glickenhaus o el Lancia Stratos desarrollado por Pininfarina por encargo de un coleccionista alemán.

La última empresa que se ha subido al carro de este tipo de propuestas es la danesa HBH (siglas que corresponden a sus tres fundadores: Jesper Hermann, Christian Brandt y Torben Hartvig), la cual ha anunciado recientemente sus planes para ofrecer un super-deportivo de motor central-trasero basado en el Aston Martin V12 Vantage.

Por el momento, los detalles técnicos brillan más bien por su ausencia, aunque HBH sí que ha facilitado la primera imagen oficial (a modo de teaser) donde se puede ver una silueta bastante atractiva que recuerda ligeramente al Noble M600.

Detalles técnicos

Como ya hemos comentado, se trata de un biplaza con el motor situado en posición central-trasera, al que le montarán el propulsor V12 de 6.0 litros que equipa el Aston Martin V12 Vantage. No obstante, parece ser que en Dinamarca van faltos de caballos, ya que en lugar de conformarse con los 517 caballos que rinde el motor en su configuración estándar (la que podemos encontrar en el DBS o el V12 Vantage), los técnicos de HBH han decidido montarle un compresor doble con lo que es de esperar que la potencia gane bastantes enteros. Este HBH Aston Martin (a falta de nombre oficial) es el tributo que los daneses han querido rendirle a los de Gaydon, y de momento se fabricará como un modelo único.

El afortunado propietario que se haga con él adquirirá, asimismo, el 50% de los derechos de diseño y desarrollo asociados al mismo (lo que puede llegar a representar un muy buen pellizco). No obstante, no se descarta una posible producción en números muy limitados, siempre y cuando el propietario así lo acepte. Después de todo, es algo similar a lo que Pininfarina ha hecho con el New Stratos, del que se fabricará una pequeña serie limitada. Eso sí, por el momento, el precio sigue siendo una incógnita, aunque me da a mi que no va a ser precisamente barato. Para Hermann, Brandt y Hartvig no se trata del primer proyecto a este nivel.

Ellos son los responsables detrás del primer y único deportivo danés hasta la fecha: el Zenvo ST1. Equipado con un motor V8 de 7.0 litros de cilindrada, el Zenvo era capaz de ofrecer una potencia de 1.104 caballos y un descomunal par de 1430 Nm, lo que le garantizaba unas prestaciones de primer orden: menos de tres segundos para alcanzar los 100 km/h, y una velocidad máxima limitada de 375 km/h.

Asimismo, tampoco será la primera vez que veamos un Aston Martin con motor central: en 1979, los británicos ya trastearon con un concept al que bautizaron como Bulldog. Éste era capaz de alcanzar los 380 km/h (teóricos, pues en las pruebas que se realizaron no pasó de 305 km/h) gracias a un motor V8 turbo-alimentado de 5.3 litros capaz de rendir 700 caballos de potencia. Faltará por ver a dónde nos lleva todo ésto, si se trata de un proyecto con posibilidades reales de convertirse en realidad o si por contra todo queda en nada. De todas formas, este proyecto podría definirse como el Aston Martin que Aston Martin nunca fabricará, lo que de entrada ya es motivo más que suficiente para darle la luz verde.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *