Constitución de la carrocería en un auto

Constitución de la carrocería en un auto

Según cálculos experimentales, en el caso, por ejemplo, de un choque frontal contra una barrera sólida (una pared) a 50 km/h, en el momento del impacto, la estructura de protección que está disertada para que absorba la energía del golpe debe ser capaz de deformarse y perder unos 60 cm (mas de medio metro) de su longitud inicial. Por lo tanta, aunque el automóvil se deforma escandalosamente, la energía del golpe llega muy atenuada a los ocupantes.

Por otra parte, es evidente que cuanto mayor sea la velocidad de impacto mayor será la energía absorbida por la estructura tie protección y, por lo tanto, también será mayor la deformación, mientras que la seguridad disminuye.

Dentro de estos criterios se trabaja en las oficinas actuales de diseño de carrocerías, de cara a conseguir, cada vez con mayor empeño, una mayar seguridad para los ocupantes de los automóviles frente a la plaga de accidentes, accidentes que resultan imposibles de eliminar mientras la densidad del tráfico sea tan intensa como se manifiesta en las carreteras de los países desarrollados.

Una vista de un camión en el que destaca la disposición de su bastidor compuesto por sus largueros (LI y sus travesaños U) Encima de este bastidor pueden colocarse diferentes tipos de cajas, puede hacerse una carrocería para autocar y puede también alargarse el bastidor para conseguir la colocación de dos ejes traseros.

En su aplicación al automóvil el sistema de carrocería y chasis separados tiene algunos inconvenientes. El principal es lo mucho más pesado que hace al conjunto una disposición como la descrita y también el encarecimiento de precio que representa. Otros inconvenientes menores son la mayor dificultad de obtener con este sistema centros de gravedad mas bajos, los cuales mejoran la estabilidad a gran velocidad y permiten una mayor penetración en el viento. de cualquier modo, las carrocerías independientes del chasis ya hace muchos arios que no se fabrican para los automóviles, salvo el caso de los vehículos con carrocerías de fibra.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *