Algunos principios elementales del motor de los automóviles

Algunos principios elementales del motor de los automóviles

Hace poco decíamos que la Música puede ser sentida por cualquiera, pero sólo comprendida por aquellos que han llegado a penetrar en la estructura de la composición, es decir, en la armonía, el ritmo, las formas musicales, etcétera. Del mismo modo, también se puede ser un excelente mecánico si solamente se sabe de los motores las piezas de que están compuestos y las conexiones de estas piezas entre sí; su función en el conjunto, la manera como están sujetas unas a otras y las medidas y sus tolerancias que deben ser respetadas en ellas.

Sin embargo, un buen mecánico que solamente sepa esto estará lejos de comprender al motor, porque para comprenderlo tendrá que tener claras ciertas ideas sobre la estructura y los condicionantes que le imponen el mundo físico que lo rodean, es decir, de los combustibles, la forma de poder sacar energía de donde la haya, los problemas que presenta esta liberación de energía de un combustible, las leyes físicas a que están sometidos todos los cuerpos y que condicionan el aprovechamiento de la energía liberada, etcétera.

Previamente a ninguna otra cosa consideramos necesario hacer un estudio, lo más sencillo posible, de ciertos aspectos de la Termodinámica que es la parte de la Física que estudia las relaciones que existen entre el calor y el movimiento, es decir, entre la energía calorífica y la energía cinética, condiciones fundamentales dentro de las que se mueven nuestros motores de explosión y también los Diesel.

Si alguien se cree tan preparado que estos conceptos no van a decirle nada nuevo puede pasar directamente al capítulo que sigue, en el que ya entramos de una manera práctica en el estudio de los motores Diesel que nos interesan; pero si alguien tiene alguna duda o, por lo menos, alguna curiosidad, le aconsejamos que lea lo que sigue, pues es muy probable que después no se arrepienta y le sirva para hacerse cargo, con mayor seguridad, de lo que es un motor de combustión interna.

 




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *